Después de 2 años de preparación 6 novicias oblatas entregaron a Dios sus vidas en el altar de nuestra Capilla. Prometieron a Dios Conversión de Costumbres y Obediencia según la Regla de San Benito.
img
img
img

También en esta ocasión los oblatos renovaron su promesa y recibimos a la joven Romina en el noviciado, quien se preparará todavía un año más, esforzándose por estudiar y vivir los valores monásticos.
Nuestro reconocimiento al Padre Eusebio Hernández Greco que presidió la Eucaristía y nos encantó con una apropiada homilía.
Nuestra gratitud a Dios por su presencia amorosa en nuestra familia benedictina misionera.